Enviado y compartiendo ficheros grandes

Seguro que en alguna ocasión hemos querido enviar algún fichero a algún compañero pero este fichero superaba el límite permitido por la cuenta de correo. Cuando queremos enviar documentos de Word, normalmente no hay ningún problema, pero, ¿qué pasa con las presentaciones? Estas suelen estar llenas de imágenes que hacen que los ficheros ocupen mucho espacio.

A la hora de enviar un fichero adjunto en un mail, el tamaño máximo permitido del mismo depende del servidor de correo. Si trabajamos con una cuenta de correo de GMail, por ejemplo, este límite es de 25 MB; en el caso de otras cuentas de correo, como las de la universidad, el límite es por razones técnicas menor por razones técnicas.

En estos casos, acabamos guardando el fichero en un pen-drive y quedando con el interesado para darselo en mano.

Sin embargo, a la hora de tratar con ficheros más grandes de lo normal, Internet nos ofrece un conjunto de aplicaciones muy útiles. Cito a continuación algunas de los que existen actualmente.

Si queremos compartir ficheros de hasta 100MB, Share Send (http://sharesend.com/) es una aplicación muy sencilla y clara. Solo debes seguir dos pasos:

  1. subir el fichero
  2. compartir una url (una dirección de Internet) que te proporciona la aplicación con quien quieras para que se descargue dicho fichero.

Cuando transcurran 60 días sin que nadie se descargue el fichero, este se eliminará.

Para ficheros de hasta 250MB, GE.TT (http://ge.tt/) ofrece la oportunidad de compartirlos siguiendo los mismos pasos que en Share Send. En esta aplicación, si nos registramos, podremos compartir ficheros de hasta 2GB.

Para ficheros más grandes, lo mejor es utilizar Sizable Send (http://www.sizablesend.com/), aplicación que nos permite sin registro alguno enviar ficheros de hasta 2GB. En este caso no se comparte un enlace, sino que se envía un mail con el adjunto.

Para envíos de ficheros muy grandes de manera puntualFile Dropper (http://www.filedropper.com/) tiene una versión gratuita, que dura 7 días, que nos permite enviar a una cuenta de correo ficheros de hasta 50GB. Pasados estos 7 días, y si necesitamos enviar ficheros grandes de manera habitual, habría que crear una cuenta con su correspondiente importe económico. Otra aplicación del mismo estilo es File Mail (https://www.filemail.com/), que permite enviar sin necesidad de registrarse ni pagar, ficheros de hasta 2GB a una dirección de correo.

Como veis, existen aplicaciones web que envían el fichero que queremos compartir a una cuenta de correo (como File Dropper o File Mail) y otros que nos proporcionan una url (una dirección de internet) desde donde descargar el fichero que queremos compartir. En principio, en la mayoría de los casos lo mejor será utilizar las aplicaciones que permiten compartir un enlace, como ge.tt. Si enviamos un correo electrónico con un adjunto muy grande a una cuenta de correo, este adjunto puede superar la cuota asignada a esa cuenta (espacio disponible para que esa cuenta almacene correos electrónicos, con sus correspondientes adjuntos) y el mensaje sería rechazado por el servidor.

En cuanto a la primera opción, es recomendable utilizarla cuando los ficheros se envían a cuentas de correo de tipo GMail o Hotmail, que tienen una cuota (un tamaño asignado) muy grande.

Esta entrada fue publicada en Reflexiones tecnológicas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>