Conclusiones del IV Congreso de Educación Católica para el siglo XXI: conclusión 11

Comentamos una conclusión (la nº 11) del pasado Congreso de Educación Católica de nuestra Universidad destacando 2 puntos:

La nuestra es una pedagogía de “superación paciente”.

En esta expresión se encierra una fórmula magistral de la pedagogía cristiana, la combinación de rigor+ternura. No puede faltar ninguno de los dos ingredientes en una equilibrada educación.

El jesuita P. Tomás Morales la ha llamado “pedagogía con paisaje”. Concretamente se refiere al paisaje de Gredos:

Paisaje de Gredos

En él se mezcla el rigor de la dureza granítica y los neveros del glaciar, con la suavidad y la ternura del musgo.

A la razón hay que proporcionarle una valioso material formativo con que “rumiar”.

Elegimos cuidadosamente los nutrientes y las condiciones ambientales para el desarrollo de una semilla, ¿cómo no hacerlo igual con el material formativo que nuestros alumnos deben asimilar?

No vale cualquier imagen, cualquier texto, cualquier comentario. Todo debe ser meticulosamente seleccionado. El educador debe pues conocer en profundidad el material formativo que proporciona y saber dar respuesta a estas preguntas:

  • ¿Qué efecto quiero que produzca la asimilación de este material en el intelecto, los afectos y la voluntad del educando?
  • ¿Por qué me interesa que este contenido concreto forme parte del depósito de su memoria?
Esta entrada fue publicada en Reflexiones pedagógicas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>