Como preparar buenas presentaciones (I): el texto

A la hora de impartir clases, los profesores contamos con recursos que nos pueden facilitar nuestro trabajo, siendo las presentaciones uno de los más utilizados. En principio, una presentación (de Powerpoint, Prezi o cualquier otro programa) tiene el doble objetivo de servir de apoyo a nuestra explicación y de hacer que los alumnos la recuerden.

A esta situación, que a veces se da en nuestras clases, se le denomina en Internet "muerte por powerpoint"-

En este sentido, muchas veces se diseñan presentaciones que son de dudosa calidad y que más bien vienen a explicar la lección mientras que nosotros nos convertirmos en apoyo de esa presentación.

¿Quién no ha visto, como alumno o como profesor, un powerpoint con diapositivas rebosantes de texto en las que aparecía literalmente lo que el docente estaba diciendo? ¿Quién no se ha encontrado con una presentación de powerpoint compuesta por el texto de los apuntes separado en diapositivas?. En estos casos, las presentaciones pierden toda su efectividad y lo único que conseguimos es aburrir a nuestros alumnos.

En esta reflexión tecnológica y en algunas posteriores, vamos a explicar algunas claves que nos servirán para realizar presentaciones de calidad y que cumplan su objetivo (independientemente del programa que utilicemos).

El texto

En esta primera reflexión, vamos a tratar el tema del texto, ya que su uso excesivo suele ser uno de los errores más comunes a la hora de diseñar presentaciones.

Pero, ¿por qué utilizar mucho texto en una presentación no es lo más conveniente?

Principalmente porque el objetivo de la presentación es apoyar lo que estás explicando. Si hay demasiado texto, la gente no te escucha, sino que lee lo que aparece en la pantalla.

Además, el exceso de información hace que la gente se adelante (la gente lee más rápido de lo que tu hablas), por lo que no solo no te escuchan, sino que además vais a ritmos distintos: mientras tu estás leyendo/comentando la segunda línea, la gente ya ha terminado la diapositiva y está esperando la siguiente.

Una buena idea para evitar que la gente se adelante es exponer solo una idea por diapositiva: un conjunto de características (si solo se van a enumerar), una única característica (si se va a explicar en profundidad y además se va a acompañar de imágenes), un procedimiento, una definición, una cita textual, etc.

En este sentido, no es cuestión de hacer muchas diapositivas que se pasan muy rápido con muy poco texto. Una diapositiva debería estar un mínimo de 30 segundos en pantalla por lo que hay que buscar un equilibrio.

Siempre hay que recordar que una presentación no es un documento, por lo tanto no debe haber mucho texto en las diapositivas (se acabo eso de copiar el tema en el powerpoint y separalo por párrafos).

Aunque algunos recomiendan que no haya más de 6-7 líneas de texto por diapositiva y que cada línea no tenga más de 6-7 palabras, no hace falta limitarse tanto. Siempre que se quiera poner una definición, una cita de un autor, un fragmento de una obra, etc. se puede poner sin problemas (aunque supere ese límite). Para controlar la cantidad de texto en una diapositiva se puede uno basar en el tamaño del texto (se explica en breve).

Fuentes de texto

En las presentaciones es conveniente no utilizar más de 2 o 3 fuentes distintas. Realmente no se necesitan más, y de hecho, programas como Prezi limitan el uso a 3 fuentes como máximo por presentación. Se puede utilizar una para el título principal y los títulos de las diapositivas, otro para subtítulos o subapartados y otro para el texto normal, por ejemplo.

En cuanto a la elección de las fuentes, se puede utilizar cualquiera de las disponibles en Windows o Mac como Times New Roman, Arial, Tahoma, etc. (Comic Sans no, por favor), pero por si acaso, en sitios como Dafont o Creamundo se pueden obtener más fuentes de calidad y además gratuitas.

Las fuentes que se apliquen a cada elemento de la presentación, deben mantenerse constantes. Si el título de las diapositivas decidimos ponerlo en Times New Roman, el resto de títulos de las diapositivas también.

El tamaño del texto

Guy Kawasaky, un reconocido speaker (entre otras muchas cosas), afirma que el texto de una presentación debe ser de 30pt como mínimo (otros hablan de un tamaño mínimo de 20pt).

El tamaño del texto suele estar relacionado con la cantidad del mismo que hay en la diapositiva: a más texto, menor es el tamaño. De esta manera, con un tamaño de 30pt/20pt como mínimo, estaremos obligados a no poner demasiado texto.

Lo mejor es diseñar la diapositiva pensando en el alumno que está sentado en la última fila de la clase (escuche o no la explicación, eso es otra historia). Cuando tengas hecha tu presentación, puedes aplicar el zoom y verla a un 65% o 70%. Si la lees bien, el último alumno también.

Los efectos en el texto

Lo siento, pero parpadeos, giros exagerados y extraños y demás efectos, no son recomendables. Como mucho, un pequeño (repito, pequeño) giro en una frase o palabra para destacarla.

Color del texto

El color escogido para el texto debe ser constante durante la presentación (en títulos, subtítulos, etc. siempre el mismo color) y es recomendable que pertenezca a la misma familia de colores. De páginas como ColourLovers se pueden obtener familias de colores para utilizar.

Ejemplo de texto cuyo color contrasta con el fondo y el caso contrario

Además, el color del texto debe buscar el contraste con el color del fondo: a fondos oscuros, textos claros y viceversa. Si este contraste no se produce (como se puede ver en la imagen de la derecha) la lectura de la diapositiva se dificulta.

Por supuesto, es recomendable evitar colores chillones (como éste, éste o éste).

Los listados o enumeraciones

Uno de los errores que más se cometen con el texto es hacer enumeraciones o listados (que en powerpoint salen de manera automática) en las que cada elemento contiene un párrafo.

Los listados o enumeraciones deberían contener palabras clave que sirvan de guía al profesor (como una anotación para recordar que debe explicar a continuación) y de pista al alumno (para saber que se está explicando en ese momento).

Esta entrada fue publicada en Reflexiones tecnológicas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.


Una respuesta a Como preparar buenas presentaciones (I): el texto

  1. pedro dijo:

    muy adecuado este recurso, la palabra debe ir acompañada de una buena presentación, si no sucede lo de la muerte por powerpoint, muy gráfico!
    a mí me ha sucedido en muchas ocasiones…

Responder a pedro Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>