Como preparar buenas presentaciones (II): las imágenes

En la anterior reflexión tecnológica, se trató el tema del texto. Cuánto texto hay que poner, cómo utilizarlo… en esta reflexión vamos a dar un paso más y vamos a centrarnos en el tema de las imágenes.

Las imágenes en una presentación tiene básicamente tres funciones complementarias:

  1. apoyar la explicación que se está haciendo
  2. sustituir texto
  3. servir de recordatorio a quien está presentando

Si una idea puedes expresarla con una imagen, mucho mejor. Hay que buscar el impacto visual.

Tipo de imágenes

A la hora de seleccionar el tipo de imagen a utilizar, en principio existen 3 opciones: fotografías reales, dibujos o el famoso Clip Art. En principio es recomendable utilizar imágenes reales, siendo menos recomendable utilizar dibujos y siendo desaconsejable el uso del famoso Clip Art.

!Huye del Clip Art!

La razón de desaconsejar el uso de Clip Art es que su impacto visual es nulo ya que este tipo de imágenes está incluido en el software de Powerpoint (y por lo tanto los que vean tu presentación habrán visto esos dibujos cientos de veces). Como siempre, esto no debe tomarse como un absoluto. Puede que en un momento determinado, por el tema a tratar o por cualquier otra razón, el uso de Clip Art esté justificado… aunque sigue sin ser recomendable su uso.

En cuanto a las imágenes, podemos utilizar imágenes de 4 tipos:

  1. Hechas por nosotros mismos. Si están bien hechas, dan un toque personal a la presentación (si están mal hechas… os podéis imaginar el “toque” que pueden dar).
  2. De pago. Dan un aspecto profesional a las presentaciones y no suelen ser excesivamente caras. Dependiendo del objetivo de la presentación, puede valerte o no la pena.
  3. Gratis (licencia Creative Commons). Al utilizar estas imágenes simplemente hay que citar al autor.
  4. Capturas de pantalla. Un programa muy util para realizar capturas de pantalla es Skitch (http://evernote.com/intl/es/skitch/), que permite añadir a la captura flechas, etc.

Las fotografías de pago y gratuitas (2 y 3), se pueden obtener de distintas webs. Algunos sitios para obtener imágenes gratuitas son:

Para obtener imagenes de pago siempre se puede acceder a iStockPhoto o a Dreamstime, donde por algunos euros se pueden comprar imágenes de una altísima calidad.

Constancia en las imágenes

Dos grupos de dibujos, uno con dibujos de la misma colección, y otro con dibujos de colecciones distintas. (Imágenes de fundaciondiabetes.org)

Se escoja el tipo de imagen que se escoja, es importante ser constante y no mezclar distintos tipos. Utilizar indistintamente Clip Art (…), dibujos e imágenes en la misma presentación, no suele dar buen resultado.

A parte de escoger un tipo de imagen (fotografía, dibujo…), es importante utilizar imágenes de una misma colección. Mira por ejemplo las dos familias de la imagen utilizadas para explicar la educación de los hijos en el ambiente familiar. La primera, en la que los dibujos son todos del mismo tipo, da sensación de unidad y claridad.

Y como es posible  que estés pensando, en efecto, es difícil encontrar una colección de imágenes que se puedan utilizar en una presentación. Pero vale la pena. Nadie dijo que hacer buenas presentaciones fuera fácil o rápido 😉

Tamaño y calidad de las imágenes

Ejemplo de una imagen que se pixela a medida que se aumenta su tamaño.

Independientemente del tipo de imágenes que se utilicen, estas deben ser siempre de calidad y deben tener un tamaño óptimo.

Si la imagen seleccionada es demasiado grande, no hay problema: siempre se puede recortar o disminuir su tamaño (mediante los controles que aparecen en la esquina de la imagen cuando se selecciona en Powerpoint). Lo que nunca debe hacerse es, dada una imagen pequeña, aumentar su tamaño hasta que se ajuste a la diapositiva o hasta que alcance el tamaño deseado. La razón es que al hacerlo así, el resultado será una imagen muy pixelada (como se puede ver en la imagen de la derecha).

Si la imagen es muy pequeña, hay que buscar otra, o la misma pero de mayor tamaño.

Detalles de las imágenes

Imagen con una dirección web como marca de agua. Esta no se debería utilizar.

Si vas a colocar una imagen en una presentación, a parte de asegurarte de que tiene el tamaño y la resolución adecuada, asegurate de que no tiene ninguna marca de agua o que no aparece la web de donde se obtuvo superpuesta en la imagen. Estos detalles hacen perder calidad a la imagen (sin comentar lo mal que puedes quedar si las utilizas).

Si tienes que utilizar una imagen de la que debes indicar su procedencia, vale la pena que se indique al final de la presentación, en una sección para referenciar el contenido mostrado. Otra opción es poner la dirección web o la referencia en la parte inferior de la imagen como texto… pero sin que parezca un pegote dentro de la imagen.

Esta entrada fue publicada en Reflexiones tecnológicas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>