La enseñanza que deja huella

“La enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza, sino de corazón a corazón” (H. G. Hendricks)

El maestro debe infundir la inquietud de búsqueda en sus alumnos. Es como el juego en la playa donde el adulto deja sus huellas para que el niño pequeño las pise tras él. El niño se siente seguro y se divierte poniendo sus pies encima de cada una de ellas. Ve que se desplaza siguiendo los pasos del adulto. Y, de pronto, se atreve a dejar de pisar dentro de ellas e inicia unas nuevas por sí mismo. Incluso cambia el camino, lo modifica y se siente feliz al ver sus propias huellas en la arena.

El maestro tiene que dar afecto, sin por ello dejar de ser firme. Si no es firme, no se ve su huella, no queda clara, y puede confundir al niño. El niño necesita normas claras y, por eso, debemos proporcionárselas.

El maestro debe plantear objetivos que estén al alcance del niño, que con su esfuerzo éste pueda alcanzar: – “sigue mis pasos, es fácil, tú puedes”. Esto le proporcionará seguridad y le dará confianza para seguir aprendiendo. Pero, para ello, el maestro debe ser un buen modelo, debe dejar una buena huella, recta y bien delimitada, para que el niño no dude al elegir, de entre las que hay en la playa, cuál es la buena.

El maestro debe mostrar valores, porque éstos entran en el interior del niño y le sirven de guía. Si sólo transmite conocimientos, éstos se pueden quedar u olvidar, pero, si lo que enseña va acompañado de afecto, eso permanecerá.

El amor ayuda a la maduración de la vida afectiva, y, a su vez, a la formación de la vida intelectual. Por lo  que el amor y la educación siempre deben ir unidos.

Esta entrada fue publicada en Reflexiones pedagógicas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>