Cuéntame… (narración e intimidad)

'(...) ofrecer textos poéticos y narrativos de calidad, afinar la expresión oral y escrita, son hoy un trabajo imprescindible'

Ex-presión significa (al contrario que re-presión) liberación de lo que está preso. Quienes se aman sienten la imperiosa necesidad de expresarse mutuamente sus pensamientos y sentimientos, se trata de una liberación recíproca: uno desea contar sus historias –los sucesos que hilvanan su vida cotidiana- y, a su vez, quiere vivamente escucharlas del otro.

“Hablar francamente y sin temor” es el modo expresivo propio del amor  y constituye una de nuestras mejores experiencias. En el relato (que no aburre porque es expresión, ostensión, de lo íntimo del otro) descansamos mutuamente; consolida nuestras relaciones, las hace “entrañables”.

Intimidad (entrañas) y palabra están intrínsecamente relacionadas. De modo que “alcanzar una gran intimidad” –como en el caso de la relación conyugal- significa entrelazar nuestras propias narraciones hasta el punto de llegar a ser co-protagonistas de una misma narración.

¿A dónde queremos ir a parar? Pues a considerar que el hecho de proporcionar un buen material formativo a nuestros educandos en cuanto a la palabra se refiere es facilitarles en un futuro el establecimiento de auténticas relaciones.

Recuperar el peso de la palabra, que “desnuda” la realidad del ser, ofrecer textos poéticos y narrativos de calidad, afinar la expresión oral y escrita, son hoy un trabajo imprescindible si queremos una escuela y una universidad que no estén sometidas simplemente a las demandas del “mercado” sino al servicio de la persona, a su desarrollo y perfeccionamiento, que es lo mismo que decir al servicio de una “pedagogía de la comunión”.

Sólo sobre la base de que “hemos entendido algo en serio” –afirma el profesor Barrio- es posible un diálogo significativo: “Si nuestro lenguaje es pobre, ambiguo, asignificativo, también lo será nuestro pensamiento, e igualmente lo serán las relaciones entre nosotros”[1].

Nuestras mejores experiencias y recuerdos aparecen ligados a la palabra “cuéntame”

 



[1] Barrio, J. Mª (2013), La innovación educativa pendiente: Formar personas, Barcelona, Erasmus, pags. 104 – 105.

Esta entrada fue publicada en Reflexiones pedagógicas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>